“Cada jugador se encarga de un grupo de cinco mocosos en una guardería. Tu trabajo es bien simple: que los niños estén contentos. Pero las cosas se complican… los otros jugadores harán todo lo que puedan para que tus pequeños lloren como posesos: pañales sin cambiar, chupetes sucios, juguetes rotos, biberones vacíos. ¿Lo lograrás?”

¿DE QUÉ VA ESTE JUEGO?
En este juego te pondrás en la piel de un cuidador de una guardería. Tu objetivo será proteger a los 5 bebés que tendrás a tu cargo y hacer que éstos estén contentos. Los demás jugadores harán todo lo posible para fastidiarte el día y todo lo que esté en sus manos para que tus peques lloren como posesos. Deberás estar preparado para una lucha contra pañales sin cambiar, chupetes sucios, juguetes rotos o biberones vacíos. En tu turno podrás jugar una carta negativa contra tus adversarios y todas las cartas positivas que quieras. Para empezar la partida cada jugador elegirá un color y recibirá las 5 cartas de niños contentos de ese mismo color que tienen valores de 0 a 4. Las cartas se pondrán boca abajo con los valores ocultos que podrán ser consultados por el jugador. Las cartas de niños contentos sobrantes se dejan en la caja. Se creará un mazo de cartas de rabieta, cartas que tienen una cara color naranja con un niño enrabiado y otra cara color roja con un niño llorando. Tendremos otro mazo de guardería bien mezcladas y boca abajo, ambos mazos estarán al alcance de los jugadores. Cada jugador recibirá 5 cartas de guardería.

La partida de “Baby Blues” durará varias rondas, en cada ronda cada jugador tendrá un turno. Este turno se divide a su vez en cinco pasos:

  1. Intercambiar una o más cartas con otros jugadores. Es opcional.
  2. Jugar una carta negativa. Es opcional.
  3. Jugar tantas cartas positivas como quiera. Es opcional.
  4. Hacer que sus niños enrabiados rompan a llorar (girando las cartas de rabieta).
  5. Robar cartas de guardería hasta tener otra vez cinco en la mano.

Foto: Boardgamegeek.com

¿CÓMO SON LAS CARTAS?

  • Las cartas rojas son negativas, para hacer rabiar a los niños. Entre ellas tenemos: carta de caca, carta de chupete perdido, carta de niño excitado y la carta de bocina.
  • Las cartas naranjas son negativas y permiten eliminar cartas verdes de un niño. Entre ellas tenemos: carta de biberón vacío, carta de tarro de papila vacío y la carta de móvil musical roto.
  • Las cartas verdes son cartas positivas que pueden tranquilizar a los niños rabiosos. Entre ellas tenemos: carta de pañal, carta de chupete, carta del biberón, carta de tarro de papilla, carta de osito de peluche y carta de móvil musical.

Las cartas rojas siempre se juegan contra el niño de otro jugador. Las cartas naranjas se descartan en cuanto se juegan, después de aplicar su efecto. En cuanto a las cartas verdes, unas se descartan en cuanto se juegan, tras aplicar su efecto, mientras que otras se ponen por debajo del borde inferior de una carta de niño (por debajo de los pies). Los iconos que hay en la parte inferior de las cartas sirven para ver rápidamente qué cartas tienen efecto sobre otras cartas.

¿QUIÉN ES EL GANADOR?
La partida se acaba de forma inmediata cuando todos los niños de un jugador estén llorando. En ese momento todos los jugadores girarán las cartas de niños que no estén llorando para ver los puntos que aportarán. Se reciben puntos por niños contentos y enrabietados pero nunca por niños llorando. El jugador que acumule más puntos será el ganador. S hay empate gana quien tenga menos niños llorando.

Foto: Boardgamegeek.com

¿DE QUÉ TIPO DE JUEGO SE TRATA?
Se trata de un party game de cartas para toda la familia en el que pondrás a prueba tus dotes de cuidador. Podrás elegir la estrategia que quieras, cuidar a tus bebés o bien fastidiar el trabajo y el día de tus rivales. Si se juega a dos jugadores el objetivo no es sumar más puntos que el rival, sino lograr que todos los niños del contrincante estén llorando. Tampoco se podrán intercambiar cartas. El juego está compuesto por 110 cartas y el reglamento.

¿QUIÉNES PUEDEN JUGARLO?
Es un juego para 2 a 4 jugadores, la edad recomendada es a partir de 8 años y las partidas tienen una duración aproximada de 30 minutos.

¿DÓNDE PUEDO CONSEGUIR MÁS INFORMACIÓN?
“Baby Blues” ha sido creado por Jurgen Spreutels, responsable también del aspecto gráfico del juego que ha sido editado en España por Devir Iberia.

Para más información: devir.es