Reimwood Boardgames es un proyecto personal de Ramiro Merinero, arquitecto y aficionado a los juegos de mesa, que nace en 2013 con el objetivo de crear nuevos juegos en los que el diseño, la sostenibilidad y la calidad artesanal vayan de la mano con el placer de divertirse que generan esos juegos. A día de hoy llevan editados 3 títulos, “Sailer”, “Labyro” y “Polder”, juegos de mesa de los que vamos a hablar más adelante.

Preguntamos a Ramiro, autor y fabricante-artesano, cómo había surgido la idea de desarrollar juegos de mesa sostenibles y nos contaba que la idea surgió por un deseo personal de aunar tres de sus pasiones: los juegos, la sostenibilidad y el diseño. La calidad artesanal surge de forma natural al unir esos tres elementos para crear su producto.

Foto: Reimwood Boardgames

¿QUÉ SON LOS JUEGOS SOSTENIBLES?
Según el Informe Brundtland (ONU, 1987), el Desarrollo Sostenible “son aquellos caminos de progreso social, económico y político que satisfacen las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades”. En definitiva, atender a las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer las suyas, garantizando el equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y bienestar social.

Foto: Reimwood Boardgames

Los juegos de mesa de Reimwood son sostenibles desde su creación hasta su producción:

  • Están hechos en madera que proviene de aserraderos peninsulares que cuentan con certificación forestal. Un producto natural y de bosques cercanos lo que asegura un menor consumo de energía y menos emisión de CO2.
  • El papel que utilizan es 100% reciclado y de procedencia europea, está libre de cloro y cuenta con las certificaciones más exigentes además de fabricarse con energías renovables.
  • Las tintas utilizadas son vegetales y sin aditivos químicos, lo que permite reciclar más fácilmente el papel y no perjudican ni la salud de las personas ni el medio ambiente.
  • Cuentan con una protección ecológica a base de ceras naturales que los hace aptos para el uso de los niños y que cumple con toda la normativa europea.
  • Son juegos cortados y grabados con láser, lo que optimiza el aprovechamiento de la madera y minimiza los desechos. Por su parte el grabado en láser evita el añadido de tintas o pinturas, prolonga la vida útil del producto y ayuda a su posterior reciclaje.
  • El embalaje utilizado es mínimo, en muchos casos el mismo juego hace las veces de contenedor por lo que solamente requiere de una tapa para poder guardarse.
  • Son juegos sostenibles económica y socialmente, porque todos los proveedores son españoles, y cuando eso no es posible, europeos, lo que contribuye al tejido económico interno.

En el catálogo de juegos, elaborados de manera artesanal y sostenible por Reimwood Boardgames, podemos encontrar juegos de mesa como:

“SAILER”

Foto: “SAILER” de Reimwood Boardgames

Este juego está inspirado en batallas navales de la época dorada de los grandes veleros, tiempos en los que la pericia en la navegación y las decisiones que tomara el almirante, eran decisivas para derrotar al adversario. Es un juego creado tanto para jugadores ocasionales, así como también a jugadores más expertos. En “Sailer” 2 jugadores deberán enfrentarse con el objetivo de hundir la flota del oponente, para ello tendrán que desplegar estratégicamente sus barcos (con diferentes potencias), maniobrarlos, combinarlos sabiamente y hasta tendrán que prestar atención a la dirección del viento.

Es un juego de estrategia donde el azar no cuenta, está desarrollado para 2 jugadores, la edad mínima recomendada es a partir de los 11 años y la duración media de cada partida es de 30 minutos.

“LABYRO”

Foto: “LABYRO” de Reimwood Boardgames

Este juego está inspirado en el conocido mito griego del laberinto del Minotauro. Es un juego creado para jugar con amigos o en familia, entretenido y rápido de aprender. En “Labyro” de 2 a 7 jugadores deberán escapar de ese laberinto solo o contando con la ayuda de otros jugadores. Para ello deberán llegar al centro del tablero evitando ser atrapados por el peón de Minotauro en ese trayecto. El laberinto irá modificándose según los resultados de las tiradas del dado, por lo que cada jugador deberá tomar la decisión de arriesgarse a tirarlo o bien dejar que se arriesgue otro jugador en su lugar.

Es un juego donde esta más presente el azar, está desarrollado para 2 a 7 jugadores, la edad mínima recomendada es a partir de los 11 años y la duración media de cada partida es de 30 minutos.

“POLDER”

Foto: “POLDER” de Reimwood Boardgames

“Polder” es el término que se utiliza en Holanda para designar a aquellos terrenos que los holandeses han ganado al mar utilizando su ingenio y su esfuerzo, por medio de diques y molinos de viento encargados de bombear el agua. Esa maravillosa obra de ingeniería sirve de inspiración para este juego de mesa. El tablero representa un “polder” que precisa ser desecado. Para ello cada jugador deberá formar un canal continuo desde su propio molino situado en el borde del tablero, hasta la parte más honda ubicada en el centro del mismo. Contará para esa tarea con piezas que podrá añadir al tablero, cambiar o rotar. Si decide eso último, además de hacer rotar su propio canal, hará que roten también los canales del resto de jugadores.

Es un juego de agudeza visual y estrategia, está desarrollado para 2 a 4 jugadores, la edad mínima recomendada es a partir de los 11 años y la duración media de cada partida es de 10 minutos.

Para más información sobre Reimwood y sus juegos sostenibles visita: www.reimwood.com