“Gran expectación en la casa de subastas Wetherby. Después de que Lady Richmond muriese repentina e inesperadamente en brazos de su joven amante, Jacques Monetaire, el clan familiar se reúne al completo para discutir sobre la gran herencia. Lamentable- mente, la honorable Lady Richmond no ha dejado testamento y los posibles herederos no se ponen de acuerdo en la forma en que deben repartirse la colección de obras de arte y antigüedades, además de las baratijas y los cachivaches. Al abogado y administrador testamentario de la familia, Mr. Harmsworth, no se le ocurre otra idea que subastar cada uno de los objetos de la extensa colección entre los herederos, una tropa bastante explosiva”

¿DE QUÉ VA ESTE JUEGO?
En este juego los jugadores asumen el papel de herederos, que durante una turbulenta subasta, tratarán de hacerse con las mejores piezas del legado de Lady Richmond y dejar trastos sin valor para sus rivales. Para conseguirlo todo vale, hacer trampas, engañar, tomar prestado dinero de otros pujadores sin permiso y lo que se les ocurra con tal de ganar la subasta. Para iniciar la partida colocamos el tablero abierto con la pieza de licitación en el centro. Mezclaremos las cartas de juego formando un mazo de robo. Colocaremos en cada casilla una carta de ese mazo boca abajo y conformaremos el cofre. Cada jugador recibirá 3 fichas de trampa de personaje y 10 monedas. El objetivo de cada jugador será adquirir las piezas más valiosas de la subasta y acumular la mayor cantidad de puntos al finalizar la partida. La partida se juega por turnos en donde cada vez que se levante una carta del tablero, cada jugador tendrá que decidir si quiere comenzar la subasta cogiendo la pieza de licitación del centro del tablero antes que el resto de jugadores. El jugador anunciará el precio de salida colocando en la mesa la cantidad de monedas correspondiente y podrá pujar por todas las cartas que estén boca arriba. El resto de jugadores podrán superar esa puja o pasar. Si nadie decide sobrepujar se llevará la adjudicación el jugador que más haya ofrecido. En ese momento el ganador cogerá las monedas ofrecidas y las colocará dentro del cofre, quedándose con las cartas que estaban boca arriba. El resto de jugadores recogerán sus monedas. El ganador de la puja podrá destapar la siguiente carta del tablero. Si nadie inicia una subasta, continuarán destapando cartas del tablero hasta que algún jugador quiera dar inicio a una. Entre las cartas del juego podremos destapar las cartas del Licitador, que pueden azules o roja, si son azules tendremos que seguir determinadas instrucciones, si es la carta roja todas las cartas del tablero saldrán a subasta. También hay fichas Trampa, que complicarán la vida a los demás jugadores. Hay fichas de Engaño, de Cambio y de Préstamo.

Foto: “Lady Richmond” de Haba

¿QUIÉN ES EL GANADOR?
La partida acaba cuando se hayan subastado o colocado sobre la pila de descartes todas las cartas y ya no quede ninguna para robar. Se hará un recuento de puntos de las cartas de objeto de cada jugador y se restarán los puntos negativos. El jugador que acumule más puntos ganará el juego y la herencia de Lady Richmond. En caso de empate ganará quien tenga más objetos de una misma categoría.

Foto: “Lady Richmond” de Haba

¿DE QUÉ TIPO DE JUEGO SE TRATA?
Entretenido juego familiar en donde los jugadores tendrán que pujar, emplear artimañas y hacerse con la herencia de la fallecida Lady Richmond. El juego contiene: 1 tablero, 50 monedas, 15 fichas trampa, 1 pieza de licitación, 1 cofre, 49 cartas de juego (37 cartas objeto, 12 cartas de licitador) e instrucciones del juego.

¿QUIÉNES PUEDEN JUGARLO?
Es un juego para 2 a 5 jugadores, la edad recomendada es a partir de 8 años y las partidas tendrán una duración estimada de 30 minutos.

¿DÓNDE PUEDO CONSEGUIR MÁS INFORMACIÓN?
“Lady Richmond: una herencia en subasta” ha sido publicado en España por Haba Spain. El creador del juego es Tim Rogasch. Las ilustraciones son obra del artista Christian Effenberger. Este juego forma parte de la nueva línea editorial de Haba con juegos de mesa para un público no tan infantil y que cuenta con un catálogo de juegos como “Karuba”, “Meduris” o “Adventure Land” entre otros y para los que ha contado con reconocidos diseñadores e ilustradores de juegos para su desarrollo.

Para más información: www.haba.de/es