Hoy vamos a presentarte tres prototipos de juegos de mesa desarrollados por el grupo creativo Tusitala, grupo conformado por Miguel Laborda, Víctor Prado y Jorge Bernad. Se trata de los juegos “Jagermeister”, “Bom Bar Dum!” y “La Gran Yincana”, que luego de haber probado varios prototipos de cada uno de ellos, han decidido presentarlos en sociedad en su blog “El Contador de Historias” y desde ExploraJuegos hemos aprovechado la ocasión para conocer un poco más de cada uno de estos juegos.

JÄGERMEISTER

Foto: grupo creativo Tusitala

“Jägermeister es un juego en el que interpretarás a un aspirante a líder tribal que luchará junto a otros aspirantes igualmente preparados. Para conseguir ese honor deberán viajar durante días enteros a través de parajes inhóspitos en busca de ingredientes concretos, aquellos ingredientes que les permitan fabricar objetos mágicos. Piensa, decide y lánzate a la aventura”

“Jägermeister” es el prototipo que más han testado en el grupo y que más cambios ha tenido desde que lo probaran por primera vez. Es un juego que se basa en mecánicas de push your luck con dados y cartas. Los jugadores son cazadores que tendrán que ir mejorando su equipamiento a través de viajes a los distintos lugares del tablero (lago, pradera, bosque, montaña y alta montaña), donde podrán cazar gracias a los dados y conseguir recursos (a gastar en el momento) con los que crear mejores armas, complementos o vestimentas y lograr así ser el cazador que menos días tarde en hacerse con 6 objetos distintos.

El juego cuenta con un pequeño tablero meramente informativo donde se marcan las zonas a las que los jugadores podrán ir a cazar y un track de días consumidos, ya que para ir a cada zona tendréis que gastar varios días lo que os hará avanzar en el track de días. El que vaya último (es decir que haya gastado menos días) será quién juegue su turno. Sobre la mesa también extenderéis todas las cartas, separadas por tipo (Arma a Distancia, Arma Cuerpo a Cuerpo, Vestimenta y Complementos) y por nivel (hay 3 niveles distintos) que por supuesto os darán habilidades para conseguir nuevo equipamiento. Estas cartas son limitadas en cantidad, así que no todos podrán tener las mismas y el máximo de estos objetos que podréis tener son 6 (máx. 1 objeto de nivel 3, máx. 3 objetos de nivel 2 y máx. 6 objetos de nivel 1).

Cada vez que los jugadores viajen a un lugar del tablero tardarán unos días en llegar, una vez lleguen a la zona lanzarán los dados de animales y mediante la tabla de equivalencias, comprobarán si con los resultados (los animales cazados) pueden craftear el objeto que habíais elegido antes de lanzarlos y además conseguir tanta carne como días de viaje para alimentaros.

Foto del prototipo de “Jagermeister”

BOM BAR DUM!

Foto: grupo creativo Tusitala

“¡Construye la torre más alta del reino antes que tus contrincantes! ¿Cuál será la vencedora? ¿La pesada torre defensiva o la ligera y enorme torre estructural? ¿Resistirá alguna de ellas al BomBarDum!? ¡¡¡Fuego!!!”

“Bom Bar Dum!” es el juego que está más avanzado de los tres prototipos del grupo Tusitala. En este juego tendréis que construir la torre más alta de todas, pero para ello deberéis defenderos de los disparos de los cañones rivales y también utilizar vuestros cañones para destruir las torres de los contrincantes. Como objetivo para ganar la partida deberéis construir un número determinado de pisos, formados con dos cartas de torre, evitando eso sí los Bom Bar Dum! de los rivales.

Teniendo en cuenta que todas las características pueden cambiar porque es un prototipo, el juego de las torres, por ahora, es un filler de cartas para 3 a 6 jugadores, con mecánicas muy sencillas y rápido de aprender, con partidas siempre disputadas. Además el grado de interacción y pique es constante y recíproco.

Cuenta además con una gran cantidad de modos de juego que complementan al básico y sólo con implementar pequeñas mecánicas que por supuesto siguen en fase de pruebas. Tienen previstas para este juego expansiones que seguramente muy pronto nos podrán enseñar.

Foto del prototipo de “Bom Bar Dum!”

LA GRAN YINCANA

Foto: grupo creativo Tusitala

“Los corredores avanzan por el barro tratando de escalar el muro de cuerdas, una vez superado avanzan raudos hacia las puertas trampa, el primero que lo consiga se enfrentará al río engañoso, donde deberá demostrar su valía si quiere progresar hasta el puente colgante”

“La Gran Yincana” está basado en el clásico programa “Humor Amarillo” de Takeshi Kitano. Al pensar en una temática y en un nombre para el juego la primera idea fue llamarle “Humo Amarillo” parodiando a ese mítico programa de TV y en donde los jugadores son perseguidos por un “humo amarillo” mientras superan las pruebas. Pero luego se les ocurrió el nombre definitivo de “La Gran Yincana”.

El juego consiste en superar diversas pruebas (hasta ahora 12) muy sencillas: de memoria, dados, matemáticos, etc… en donde si se logra pasar se obtiene 1 punto y podrás seguir jugando en la siguiente prueba. Si en cambio no logras superar esa prueba, también pasas a la siguiente pero sin obtener ningún punto y perdiendo el turno. Cada vez que se logre superar una prueba con éxito, esa prueba se reseteará, pero si se fracasa se mantendrá igual, con lo que el siguiente jugador tendrá información extra para superar esa misma prueba.

Foto del prototipo de “La Gran Yincana”

¿DÓNDE PUEDO CONSEGUIR MÁS INFORMACIÓN?
Si te han gustado estos juegos y deseas conocer más acerca de ellos, te recomendamos visitar el blog “El Contador de Historias” y su sección dedicada a los prototipos del grupo creativo Tusitala. Además en el blog podrás encontrar gran cantidad de contenido de lo más variado, desde una serie de relatos cortos hasta un juego de mesa gratuito. ¡No dejes de visitarlo!

Para más información: seriejuegoelcontadordehistorias.com